«La Comisión Europea calcula que más de 24 millones de personas se beneficiarán con esta nueva directiva»

Luz verde al salario mínimo europeo, gran prioridad de los socialistas, que beneficiará principalmente a mujeres y jóvenes

14/09/202

La Eurodiputada balear Alícia Homs (PSIB-PSOE), miembro de la Comisión de Ocupación, celebra la nueva directiva que establecerá requisitos mínimos para los salarios mínimos nacionales y reforzará la negociación colectiva.

salarios mínimos europeos

El Parlamento Europeo ha ratificado este miércoles la directiva impulsada por los socialdemócratas europeos que regula el salario mínimo de los países comunitarios con dos criterios principales: que el Salario Mínimo de cada país sea, al menos, un 50% del salario medio del país, y un 60% del salario mediano. Además, también fija en el 80% el mínimo de cobertura de la negociación colectiva, reforzando así el papel de los sindicatos. 

La directiva contrasta con la gestión de la crisis del 2008, basada en la austeridad y las recomendaciones de la UE de recortes salariales. “Europa está cambiando, impulsada por la socialdemocracia. Se ha hecho evidente que la austeridad fue un error que ha estancado el progreso y, por fin, se empieza a actuar para conseguir una UE más social comprometida con la lucha contra la desigualdad”, considera Homs.

El objetivo principal de la nueva directiva es asegurar que cada Estado miembro disponga de salarios mínimos adecuados, definiendo “adecuados” cómo que tienen que permitir a los trabajadores y trabajadoras vivir de manera digna. La Comisión Europea calcula que más de 24 millones de personas se beneficiarán con esta nueva directiva y su impacto ya se empieza a notar, a pesar de que los Estados tienen hasta dos años para incorporarla a su legislación. Algunos países, como Alemania, Bélgica o Irlanda, ya han anunciado subidas salariales para cumplir con los requisitos de la Directiva.

En el caso de España, ya cumplimos con los requisitos después de los incrementos en el SMI aprobados en los últimos años por el Gobierno de Pedro Sánchez. Homs cree que, después de la aprobación de esta Directiva, “sorprenden todavía más las constantes negativas de la derecha española en las subidas del SMI en los últimos años”. Si en el futuro algún gobierno pretende recortar salarios, siempre tendrá un límite que asegurará la protección de los trabajadores y las trabajadoras.

Dentro de los casi 24 millones de europeos que se beneficiarán de esta nueva norma, las mujeres y los jóvenes están muy presentes. Según datos de la Comisión Europea, el 60% de las personas europeas que reciben un salario mínimo son mujeres. Por lo tanto, explica Homs, “es un paso que ayuda a reducir la brecha salarial de género”.

Otras notícias relacionadas

Traducir
Share This