Alícia Homs participa en la Escuela de Invierno de JSE

23.02.2020

El pasado 23 de febrero, Alícia Homs Ginel se desplazó a Madrid para participar en la Escuela de Invierno de Juventudes Socialistas de España; un evento que reunió en la capital a más de 250 jóvenes socialistas de todo el país bajo el lema “Pasado, presente y futuro”.  

Las jornadas contaron con la presencia, entre otros, de Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso; del ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero o de Pilar Llop, presidenta del Senado. Homs acudió en calidad de eurodiputada y de presidenta de las Juventudes Socialistas Europeas (YES, por sus siglas en inglés).

“Ha sido en escuelas de formación como la que habéis podido disfrutar este fin de semana dónde más he aprendido lo que hoy me permite defender los valores, los principios y las ideas socialistas en el Parlamento Europeo. Dadle a Juventudes toda la importancia que podáis, porque no solo es una escuela a nivel personal, también es una herramienta de cambio para nuestra sociedad”, resaltó Homs al inicio de su intervención.

El fin de semana sirvió para reunir a jóvenes militantes socialistas y repasar, analizar y debatir sobre la historia de las Juventudes. Se habló del pasado y de la militancia clandestina en el JSE durante la dictadura franquista; se habló del presente, del rol que juega el sindicalismo en el nuevo modelo económico digital y de los retos y líneas rojas que tiene la socialdemocracia contemporánea. Pero también del futuro.

Las democracias occidentales están debilitadas. Durante estos últimos diez años, el sentido y la existencia de la UE se han visto más amenazados que nunca. La crisis económica y financiera de 2008 supusieron la pérdida de poder adquisitivo de las clases medias; lo que se tradujo en una mayor desigualdad y precarización. Además, la globalización ha dado pie a la aparición de partidos populistas que amenazan la estabilidad y aumentan los radicalismos a nivel europeo. Y todo esto se ha traducido en una mayor desafección entre nuestra gente.

Para poner solución a este problema, el papel de los jóvenes es muy importante. Como dijo Homs, los jóvenes socialistas “deben actuar”, y de deben hacerlo “transformando las ideas en propuestas y haciéndolas llegar a todos los compañeros socialistas que trabajan a nivel autonómico, nacional y europeo para que las hagan realidad y avancemos hacia el progreso”.

A nivel europeo ya se está trabajando con objetivos “ambiciosos y muy necesarios”; como son lograr el Pacto Verde Europeo, que prevé una transición a una economía verde para 2050; la regulación justa para los trabajadores de plataformas digitales o   poner sobre la mesa el proyecto del salario mínimo europeo.

“La ciudadanía demanda y espera de la política que acaben con estas desigualdades, y un salario mínimo europeo sería un impulso en la buena dirección [...] No podemos permitir que los jóvenes tengan que destinar un 123% de su sueldo al alquiler”, defendió Homs.

La Unión Europea debe dar respuesta a los problemas que sufre su ciudadanía. “Estamos en un momento clave que marcará el devenir de los próximos treinta años, tengamos esto claro. Y como jóvenes, rebeldes e inconformistas, debemos siempre reclamar que se tomen los pasos adecuados en el camino hacia el progreso, la igualdad de oportunidades y la sostenibilidad”, concluyó.

Si Aceptas, instalaremos en tu dispositivo cookies nuestras y de terceros para mejorar la navegación, proporcionar el servicio y obtener estadísticas. Más información Aceptar